Belleza & Cuidados·Sin categoría

Belleza: ¿Cómo cuido mi piel?| Neverstopmakingup

Hola a tod@s!

Después de un parón de una semana (es lo que tiene que tengas parciales en la Universidad) os traigo el siguiente post sobre cómo cuidar nuestro tipo de piel, ahora que lo sabemos porque hemos leído este post. Ya sabeís que la cara es el espejo del alma…y qué mejor que tener bien cuidada nuestra piel!

Allá vamos!

Como sabemos, la piel es una parte muy importante de nuestro cuerpo y que requiere muchos cuidados. Lo esencial para hacer estos bien es conocer el tipo de piel que tenemos según nuestras características. El segundo paso será encontrar las necesidades de cada tipo de piel para poder conseguir los productos correctos.

Muchas veces nos asombramos de la cantidad de cremitas o “potingues” -como dice mi abuela- que hay en el mercado porque pensamos que son demasiados, pero realmente necesitamos que exista este abanico de posibilidades para poder escoger el producto con las características correctas para adecuarlos a nuesta piel y no maltratarla.

Una vez más, me voy a centrar en los 4 tipos de pieles “comunes” para hacer esta entrada: piel grasa, mixta, normal y seca. En el caso de tener otro tipo de piel como por ejemplo acnéica o sensible, deberíamos consultar con el dermatólogo, pues necesitaríamos otro tipo de productos para tratarla.

  • Caso 1: Piel grasa

Si tenemos este tipo de piel se caracterizará por un exceso de sebo, acné y brillos. Algo muy importante cuando cuidamos este tipo de piel es la limpieza. Una piel limpia es el principio para el cuidado más detallado de cada tipo de piel, pero en este caso es super importante tenerla libre de excesos. Es importante hacerlo tanto al levantarnos (normalmente este tipo de piel segrega mucho por la noche) y al acostarnos, después de estar con la piel expuesta todo el día. Lo mejor para este proceso es utililzar estos 3 productos: limpiadora facial, tónico y crema hidratante específica para este tipo de piel. Utilizando estos productos en este órden, podremos tener el terreno listo para su cuidado.

Una vez esté limpia, debemos aplicarnos la crema específica de la que hemos hablado más arriba, pero… ¿cómo debe ser esta crema? A la hora de comprarnos este producto tenemos que ver que tenga las siguientes características para que se adecúe a nuestra piel grasa: debe estar libre de aceites, no debe tener una textura aceitosa/grasa, no deben contener vaselinas u otros productos untuosos y debe humedecer nuestra piel, pues este tipo se caracteriza también por una deshidratación y escamación.

  • Caso 2: Piel mixta

Los pasos básicos para el cuidado de la piel son limpieza/tonificación/hidratación. Para la limpieza debemos escoger un jabón específico para nuestra piel, pues los jabones comunes pueden provocarnos un exceso de sebo y de brillos y esto es justamente lo que buscamos evitar. Un consejo para este tipo de piel es utilizar agua fría y no caliente porque esta abrirá nuestros poros y provocará deshidratación. El siguiente paso es un tónico que ayude a “secar” la zona y que debe ser aplicado solamente en la zona “T” que es la más grasa en la piel mixta. Si lo utilizamos en la parte de la piel que tienes seca sería fatal por lo que debemos comprar otro tipo de tónico para estas zonas secas. En cuanto a la crema hidratante, en el mercado podemos encontrar muchos tipos de cremas adecuadas para este tipo de piel y esta debe ser nuestra primera opción, pues estas cumplen las necesidades de nuestra piel. También es importante el cómo aplicarla para esta piel. Debemos aplicarla a golpecitos pequeños con el producto en nuestros dedos y pasarla por la piel, aplicando menos crema en la zona de la frente y la barbilla. Debe ser libre de aceites y de absorción fácil.

  • Caso 3: Piel normal

Este tipo de piel es la más fácil de cuidar, aunque no por ello debemos descuidarla o aplicarle productos que sean malos para ella. Sin embargo, es más fácil encontrar los productos para tratar a la piel normal. Para la limpieza, se recomienda utilizar un limpiador con leche específico para este tipo de piel. El tónico debe ser un producto también adecuado para la piel normal (podemos comprar por ejemplo un tónico para piel normal/seca) y debe estar libre de alcohol y finalmente, la crema hidratante debe ser una adecuada para pieles normal/seca y podemos utilizar una crema nutritiva para la noche.

  • Caso 4: Piel seca

Posiblemente este sea el tipo de piel más díficil de cuidar porque tenemos que ir con cuidado con las características del producto que vamos a utilizar. Para el limpiador, hay que evitar los productos en mousse que resecan la piel, por lo que es mejor utilizar una leche limpiadora que hidrata mucho más al igual que con la piel normal. El tónico que utilizaremos debe ser suave y no debe contener alcohol que, una vez más, reseca nuestra piel. Es recomendable utilizar una crema hidratante por la mañana y una nutritiva por la noche. La crema hidratante debe cubrir las necesidades de agua que tiene nuestra piel y la crema nutritiva debe contener nutrientes suficientes para  evitar el descolgamiento de la piel.

Espero que os haya resultado útil y que os haya ayudado a comprender lo importante que es cuidar bien nuestra piel!

Besos,

Cris

Anuncios

Un comentario sobre “Belleza: ¿Cómo cuido mi piel?| Neverstopmakingup

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s